miércoles, 22 de abril de 2015

¿Obligar a Whatsapp, Skype y Viber a convertirse en operadores?

He estado pensando en si debería dar o no mi opinión al respecto de este tema... y he decidido que es mejor hacerlo.
Esta posibilidad de obligar en Europa a Whatsapp, Skype y Viber (y a todas las empresas de servicios OTT en general) a cumplir la regulación que tienen que cumplir el resto de proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas, ha saltado en las últimas horas a los medios, entre otras razones debido a una filtración de un borrador del documento "A Digital Single Market Strategy for Europe":
Bien, sabéis que llevo un montón de años trabajando en operadores alternativos a los incumbentes europeos. Ya hace meses que la dirección que ha tomado la Comisión Europea al respecto del sector de las comunicaciones queda clara en un único párrafo (ver mi post: "Small European telcos, good bye..."):
Evitar que las compañías de Internet americanas sigan arrebatando mercado a los grandes (y viejos en edad y planteamiento)operadores de telecomunicaciones europeos, todos ellos creados en su día como monopolios en sus países de origen.
Los efectos colaterales de esta estrategia de la Comisión Europea que estamos viendo en los últimos meses son:
  1. Concentración en el sector de modo que queden solo 3-4 grandes operadores multinacionales (y 100% europeos) en cada país de Europa.
  2. Relajación de la regulación en cuanto a los precios mayoristas que estos 3-4 operadores "campeones" pueden ofrecer al resto de operadores.
  3. Los operadores pequeños alternativos ven restringidas sus posibilidades de poder competir con los 3-4 grandes.
  4. Los 3-4 grandes aprovechan esto para subir los precios a todos sus clientes minoristas ya que tienen ya casi listo su oligopolio de facto.
  5. Son los ciudadanos de los países europeos los que se convierten en los mayores perjudicados de la estrategia de la Comisión.
Obviamente no podemos pedir que la política se haga en beneficio del pueblo, pues el poder ya hace tiempo que no reside en él, pero al menos sí podemos pedir que lo parezca.
Como emprendedor en distintos proyectos de telecomunicaciones, la verdad es que debería estar contento de las trabas que se le van a poner sin duda a Whatsapp, Skype y Viber. Menos competidores para mis proyectos, ¿no?
Sin embargo, la lectura que hago de esta regulación es bien distinta a la que seguro que se planteará públicamente por la Comisión Europea presumiblemente el próximo 6 de Mayo.

miércoles, 15 de abril de 2015

¿Una nueva marca en el sector de las telecomunicaciones en España?

Resulta curioso cómo en los últimos 8 meses se me han acercado muchas empresas, inversores y empresarios interesados en introducir una nueva marca en el sector de las telecomunicaciones en España.
Cada proyecto con sus particularidades, todos ellos con sus debilidades, pero algunos de ellos con importantes fortalezas. Y todos ellos tratando de que me involucre en su proyecto, de una u otra manera, para ayudarles en esta tarea.
En fin, en estos 17 años largos en el sector he visto ya de todo. Y cuando digo de todo, es realmente de todo...
Todos estos nuevos proyectos surgen por la necesidad de estas empresas de desarrollar un negocio minorista en España y transformarlo en algo sólido a todos los niveles. Sí, en España seguimos desde luego en crisis, pero nuestro sector de las telecomunicaciones sigue siendo una importante vía de ingresos rentables. Lo ha sido en el pasado, aún lo es en el presente, y lo seguirá siendo seguro en el futuro.
Eso sí, en un nuevo escenario en el que habrá un oligopolio de solo 4 operadores  llegando al gran público, en general hará falta mucho capital en los nuevos proyectos para llegar a una cuota de mercado importante. Pero la rentabilidad de esa cuota de mercado irá en aumento año a año (ventajas del oligopolio para los pocos operadores que resistan el envite).
Los proyectos que hoy en día veo que se están gestando se pueden agrupar en 3 categorías:
  • Tipo 1: bien capitalizado, con experiencia en otros sectores o en el mercado telco mayorista, pero sin imagen de marca en minorista en España.
  • Tipo 2: empresa tecnológica muy sólida a nivel técnico y organizativo, con pequeña/mediana capitalización, pero sin imagen de marca potente ni en minorista ni en mayorista.
  • Tipo 3: empresa exitosa en su país de origen y/o terceros países, con una cierta imagen de marca, pero muy poco capitalizada y sin imagen de marca en España.
El tercer tipo de proyecto es, lamentablemente, prácticamente inviable en estos momentos y lo seguirá siendo a corto plazo. A todos aquellos que se lo están planteando, mi consejo es que busquen la financiación para una adecuada capitalización inicial de su proyecto.
Sin embargo, los dos primeros tipos de proyectos me parecen personalmente muy interesantes. En ambos casos es imprescindible desarrollar una imagen de marca fuerte en España. Y para eso, cada vez más, hará falta capital y rodearse de un equipo profesional, experimentado y con gran motivación para involucrarse en el reto.
La construcción de esta imagen de marca potente en minorista es lo fundamental de cualquier proyecto nuevo. Y es, sin duda, también lo más difícil de conseguir. Lamentablemente hemos visto como muchas empresas han enterrado cientos de miles o millones de euros en inversiones sin haber conseguido construir su imagen de marca por no haber sabido adaptarse a las particularidades  que el mercado español tiene respecto al norteamericano o latinoamericano tanto a nivel comercial como de regulación, y sus importantes barreras de entrada.
****
About: Jose E. Puente holds a Master degree in Telecommunications Engineering from University of Vigo (Spain). Having worked in the full technical deployment of one of the first new entrants (VODAFONE ESPAÑA, formerly Comunitel Global) once telecom market was liberalized in Spain in 1998, as Key Account Manager at the telecom subsidiary of IBERDROLA, and as Wholesale Business Director at OCEAN'S NETWORK, Jose E. Puente is currently BDM at NUBIBOX (a cloud communications services company) and also a market analyst, independent consultant and advisor, specialized in telecommunications technologies, policies and regulations for several companies in Europe and USA.